Mountain Bike En Barranco

Entrenamiento de fuerza, de la bici al gimnasio

El entrenamiento de la fuerza está cogiendo un auge especial en estos últimos tiempos, dada la difusión de sus beneficios para la salud y el rendimiento del ciclista. No son nuevos, se han utilizado siempre a nivel profesional, pero en el ámbito popular no han gozado de muy buena “prensa”, posiblemente por pensar en que hay que acudir a un gimnasio… y a los ciclistas les gusta el aire libre, que van a hipertrofiarse o ponerse como un culturista (nada más lejos de la realidad) o incluso que puede hacerlo más lentos.
Plenamente demostrada su eficacia y necesidad vamos a enumerar 5 consejos referidos al entrenamiento de fuerza que te ayudarán a mejorar tu salud y rendimiento:
En este vídeo vemos como el Campeón Olímpico de Mountain bike, desarrolla su fuerza de forma funcional y con transferencia directa a su modalidad.

Cómo trabajar el entrenamiento de fuerza

1- Trabaja una buena FUERZA de BASE, es decir Fuerza Máxima, sobre ella recaerá el nivel de rendimiento de las demás manifestaciones de la fuerza (potencia y resistencia). No olvides asesorarte sobre qué tipos de ejercicios (básicos) son los mejores en tu caso y consigue una buena técnica de ejecución antes de lanzarte a ejecutar sin control.

 

2- Transforma la fuerza de base en Fuerza Explosiva o Fuerza Resistencia, en función de tus objetivos, necesidades y momentos de la temporada. Los ciclistas determinan sus características (escaladores, sprinters..) entre otras cosas, por el tipo de fibras “mas abundante” en su sistema muscular. Tenemos fibras musculares “blancas” de rápida contracción que son las esenciales en los sprints y arranques explosivos, y fibras musculares “rojas” que son las responsables del rendimiento de larga duración optimizando el aporte de O2 y la resistencia.

 

3- No olvides los SINERGISTAS, que son todos aquellos múscuclos que trabajan en cadenas cinéticas para permitir que los músculos AGONISTAS (los principales responsables del pedaleo) puedan ejercer todo su potencial, si nuestros sincretistas están débiles no podremos aprovechar todo nuestro potencial, no olvides reforzar abdominales, aductores, tibiales, peronés, femorales, pectorales, bíceps, deltoides (porción lateral), esternocleidomastoideo, oblicuos, etc.

 

4- Puedes realizar entrenamientos de fuerza sin pisar el gimnasio, si cuentas con el asesoramiento de un Entrenador Personal, podrá dirigirte y planificarte ejercicios más “funcionales” con mejor TRANSFERENCIA (objetivo de cada entrenamiento) que añadirán variedad, diversión y rendimiento a tus sesiones de fuerza.

 

5- Ya sabes que entrenamiento clásico… por volumen (km) tiene un tope.. así que si quieres evolucionar tendrás que añadir cosas diferentes a tu estilo habitual de entrenamiento, la tecnología en esta época esta de nuestro lado y gracias equipamientos de Electrestimualción como los Wireless de COMPEX, nada que ver con los Biotrajes, podrás entrenar la Fuerza de una forma muy segura y efectiva, ya existen guías completas y asesores que te permitirán optimizar tu tiempo y complementar el entrenamiento o reforzarlo.

 

Si quieres resultados distintos, prueba cosas distintas, con el entrenamiento de la Fuerza “bien dirigido” solo encontrarás beneficios para poder seguir disfrutando de la bici mas tiempo y si lo deseas con un mejor rendimiento.

Tal vez, exista un turbia visión del entrenamiento de la fuerza por la imagen anticuada del “Gimnasio”, nada que ver con la moderna visión del Entrenamiento Funcional realizado en un “BOX”.

Y aquí podremos observar algunos ejercicios de FUERZA “BASE” para cualquier ciclista:

Rafael Olcina Perez
Licenciado en INEF
Entrenador Profesional